Requisitos para solicitar nota simple registro propiedad

¿Cuáles son los documentos y requisitos para solicitar un certificado de registro de la propiedad?

Esta opción se puede solicitar al Registro de la Propiedad. Cuesta un poco más que una nota simple en español. Podemos solicitarla al vendedor de la vivienda o directamente al registrador.

Para ello tendremos que facilitar algunos datos: o bien los datos registrales número de finca, municipio, ubicación exacta, o bien el identificador único de la finca inscrita o Idufir, que es efectivamente el número de identificación de la finca y es muy útil a la hora de intentar localizar el documento. La búsqueda debe realizarse en el Índice de Nombres contra todas las partes, incluidos los nombres alternativos y las grafías que aparecen en los documentos del título. La búsqueda debe realizarse desde el día anterior a la escritura correspondiente hasta el día siguiente a la fecha de registro del memorial de la siguiente escritura posterior; en caso de fallecimiento, hasta el final del año natural.

Los representantes personales deben ser buscados desde la fecha del fallecimiento hasta el día siguiente a la inscripción del memorial del asentimiento o de la siguiente escritura de venta. Tenga en cuenta el artículo 51 de la Ley de Sucesiones de 1965 y el caso Crowley v Flynn High Court 1983 ILRM p 513 mencionado en Fitzgerald’s » Land Registry Practice» en relación con las ventas realizadas por un representante personal después de 20 años y plantee una consulta. Búsqueda contra los beneficiarios, cuando no hay representantes personales desde la fecha de la muerte.

Búsqueda contra los fideicomisarios, en fideicomiso para o con un poder de venta, desde la fecha de la muerte. Normalmente, un asesor jurídico puede obtener rápidamente un resumen del título de propiedad a efectos informativos sin más que el nombre de su propietario. Las certificaciones del registro son más complejas, ya que incluyen, por orden cronológico, la transcripción literal de los asientos, como la compra o la venta de un inmueble, la constitución o la cancelación de hipotecas, etc.

Además, contienen las notas marginales. Dado que los documentos públicos presentados no se archivan en el Registro de la Propiedad, el contenido de los mismos se inscribe directamente en la hoja de la finca. Por ello, las certificaciones suelen ser extensas y enrevesadas.

Los planos de la finca no se incluyen en el Registro. La ubicación, la superficie y los límites de las fincas se definen con datos del entorno, por ejemplo, los nombres de las calles o de los vecinos, por lo que las descripciones no son totalmente exactas. Es aconsejable, sobre todo si se trata de terrenos rurales, encargar a un topógrafo la medición de la finca antes de comprarla, así como incluir un plano topográfico como anexo en el contrato.

Es posible consultar el Catastro en cada uno de los diferentes municipios pero, en general, no dispone de planos muy fiables. Desde que se modificó la ley, el Registro de la Propiedad exige que se adjunte un CD a las escrituras. El notario y el registrador desempeñan funciones cruciales en el proceso de registro: el notario autoriza las escrituras emitidas por las partes y el registrador las inscribe en el registro, con el deber de comprobar que las escrituras notariales cumplen los requisitos formales, materiales y de contenido.

Si se detectan deficiencias, el registrador puede denegar la inscripción, motivando su decisión. Por regla general, las deficiencias detectadas por el registrador pueden ser corregidas. Dependiendo del caso, el notario deberá intervenir de nuevo, autorizando una escritura complementaria con la que se puedan subsanar las faltas detectadas por el registrador.

Antes de inscribir un contrato de compraventa, el notario deberá solicitar una nota simple de la finca en cuestión en el registro de la propiedad correspondiente. Una vez presentada la nota simple, se abre un plazo de 10 días en el que se produce un bloqueo en el registro. Si en estos 10 días no se ha firmado la escritura de compraventa, la nota simple obtenida por el notario perderá su validez.

Al contrario que en el caso del Registro Mercantil, los notarios, desgraciadamente, no tienen acceso directo al Registro de la Propiedad, por lo que dependen de la colaboración del registrador. El mismo día del otorgamiento de la escritura, el notario notificará al Registro el cambio de titularidad y se iniciará un nuevo bloque registral de 60 días. Durante este tiempo y después de haber pagado los impuestos correspondientes, el comprador deberá presentar la escritura en el Registro.

146. El artículo 91 establece un requisito uniforme para la realización de un documento electrónico, tanto si ese documento hace la labor de una escritura formal, como una transferencia o una carga, que debe ser presenciada, o de un escrito firmado no presenciado, como un contrato. El uso de documentos electrónicos es nuevo y constituye un paso necesario hacia la introducción de un sistema de transmisión electrónica completoLa sección puede aplicarse a cualquier documento en formato electrónico que efectúe la disposición de una finca o carga registrada, es una disposición de un interés que se anota en el re