Hacernos adictos de quien nos hace sentir bien

Las investigaciones demuestran que el consumo de drogas suele comenzar en la adolescencia. Esto se debe a varias razones. Por un lado, las partes del cerebro que controlan el juicio, el autocontrol y la planificación futura no maduran completamente hasta la edad adulta.

En consecuencia, el cerebro del adolescente está preparado para asumir riesgos y experimentar. Probar cosas nuevas forma parte del proceso de maduración y desarrollo de la capacidad del cerebro para evaluar el riesgo y tomar decisiones. Otra razón importante por la que el consumo de drogas se inicia con frecuencia en la adolescencia es que los adolescentes suelen estar fuertemente influenciados por sus compañeros, que pueden convencerles de que «todo el mundo lo hace» La buena noticia es que los adolescentes pueden controlar los factores que les ponen en riesgo de incurrir en comportamientos nocivos, como el abuso de drogas.

Sin embargo, para hacerlo, los adolescentes deben comprender cuáles son esos factores de riesgo.